Hospital de la Santa Creu i Sant Pau

En 1896 Pau Gil i Serra, banquero catalán residente en París, estableció en su testamento que su legado se debía destinar a la construcción de un nuevo hospital en Barcelona. Entre sus indicaciones, Gil pedía que el nuevo centro reuniera las más avanzadas innovaciones desde el punto de vista tecnológico, arquitectónico y médico, y que debía ser erigido bajo la advocación de Sant Pau. Así surgió el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau.

El proyecto fue encargado, a Lluís Domènech i Montaner (1850-1923), gran figura del modernismo catalán. Después de la muerte del arquitecto, su hijo, Pere Domènech i Roura, se encargó de la ejecución de los trabajos en su etapa final.

El rey Alfonso XIII inauguró el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau el año 1930.

Recinto Modernista de Sant Pau.

Después de acoger durante un siglo las instalaciones del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, a raíz del traslado de la actividad sanitaria al nuevo hospital en 2009, un ambicioso proceso de rehabilitación ha permitido recuperar el valor patrimonial y artístico del Recinto Modernista de Sant Pau.

Asimismo, la recuperación del conjunto modernista ha convertido parte del Pabellón de la Administración en un centro de reuniones y eventos. Con una capacidad para más de 600 personas, los espacios de la Administración son un emplazamiento emblemático y único para celebrar reuniones corporativas, cursos, congresos, presentaciones, etc.

Con los años, además de ser el hospital de referencia para la ciudadanía, Sant Pau se ha convertido en un emblema destacado del patrimonio y la cultura de Barcelona y Catalunya. En 1978 fue declarado Monumento Histórico Artístico y el año 1997 Patrimonio Mundial por la UNESCO.

  • Líneas de bus
  • H81920
  • 454750
  • 5192117
  • Líneas de metro
  • L5