Cuando las barbas del vecino veas pelar…