VII Foro de la Economía del Agua

La gestión de sequías y la adaptación al cambio climático

El VII Foro de la Economía del Agua que tiene lugar en Madrid el 25 de octubre de 2017 aborda un tema de suma actualidad como es la gestión de sequías y la adaptación al cambio climático.

Participación y perfil de los participantes

En esta ocasión también se celebró un foro de media jornada larga, con gran éxito de público –el segundo de mayor asistencia por detrás del Foro III- y en el que estuvieron presentes 165 personas.

Inauguración

Inauguró el foro Rubén Garrido, Gerente de la UAH, destacando el compromiso de la Universidad con esta iniciativa y con la sostenibilidad, la implicación de la universidad no sólo con la enseñanza y la investigación sino también con iniciativas de divulgación y de generación de valor compartido en torno al agua como un recurso clave para el desarrollo económico y social del país.

La gestión de sequías y la adaptación al cambio climático. Lecciones desde la economía

W. Michael Hanemann

Profesor Julie A. Wrigley en la Escuela de Sostenibilidad y el Departamento de Economía de la Universidad Estatal de Arizona. Ganador del European Lifetime Achievement Award in Environmental Economics

Michael Hanemann, comienza la ponencia hablando de como alrededor del al agua se conjugan distintos problemas, económicos, financieros y políticos, que estos son endémicos y siguen siendo los mismos a lo largo de la historia. Para encontrar soluciones, nos anima a aprender de otros países.

La ponencia se desarrolla en torno a su experiencia en California.

Según Hanemann, las sucesivas sequías que se han sufrido en California son fruto de las políticas que se han realizado y de la gestión de los recursos. Opina, además, que podría ser beneficiosa una intervención del gobierno estatal, para que no solo se tengan en cuenta los derechos del agua como base para distribuir el agua, que también es necesario valorar, los distintos usos y los factores como el cambio climático.

Gonzalo Delacámara

Director académico del Foro de la Economía del Agua

Sobre el mismo tema, Gonzalo de la Cámara, comienza sacando a flote la problemática de que en España va por el tercer año consecutivo de sequía grave, que dos terceras parte del país corren el riesgo de convertirse en desierto y la situación actual es en realidad una “elección”, achacándolo a la mala gestión de las sequías anteriores. Delacámara apunta que esto ha ocurrido porque había buenos incentivos para tomar “malas” decisiones.

Compara la situación entre California y España. Y aunque le ve similitudes, opina que en España se está dando la “tormenta perfecta”, es decir, una crisis de agua severa cuando aún no hay una recuperación económica y social plena (incluso caben conflictos territoriales por el agua).

Delacámara aconseja para España la mejora del sistema de prevención, ya que asegura que la mejor manera de combatir una sequía es tomar medidas cuando hay agua. Para ello ve necesario un fuerte compromiso institucional y una sinergia entre el sector público y el privado.

La gestión del agua como elemento crucial en la adaptación al cambio climático en las ciudades. ¿Habrá suficiente agua?

Joaquim Oliveira

Asesor Especial del Director del Centro de Emprendimiento, PYMES, Desarrollo Local y Turismo (CFE) de la OCDE. Ex Jefe de la División de Políticas de Desarrollo regional de la OCDE

Comienza la ponencia hablando de la importancia de las conexiones entre las ciudades y los gobiernos. Y haciendo una predicción de los problemas de abastecimiento de agua y de saneamiento que tendrán las ciudades europeas a partir del 2050.

Oliveira comenta el caso de Brasil, que acumula las grandes reservas de agua mundiales y sufre graves episodios de sequía en Río de Janeiro. La solución pasaría por la renovación de la infraestructura, pero que los gobiernos no pueden afrontar la inversión necesaria. Para esto la OCDE ha desarrollado una `financiación verde”, un centro para la financiación ecológica tanto del nivel nacional como regional.

Por último, señala que entre los principales desafíos de gobernanza tenemos la fragmentación de las instituciones del sector siendo la coordinación de gobiernos, políticas e inversiones específicas un aspecto clave. Aboga por la cooperación a nivel supramunicipal formando por ejemplo y si es posible, un pool de recursos e incluso creando alguna forma de institución a nivel supramunicipal que permita la gobernanza adecuada de las ciudades, ya que en un tema tan complicado como el cambio climático, es necesario un trabajo conjunto y la colaboración Público-privada.

José Carrera

Vicepresidente Corporativo de Desarrollo Social y Ambiental de CAF – banco de desarrollo de América Latina

Sobre este mismo tema, José Carrera hace hincapié en que la seguridad hídrica, es el concepto que centra el debate en el marco del cambio climático y territorialmente localizado en ciudades.

Se centra sobre todo en su experiencia con ciertas zonas de Latinoamérica, y como según el Banco Mundial, el 31% de los recursos de agua dulce del mundo se encuentra allí. Nos cuenta que, en la mayoría de las ciudades, se está gestionando el recurso sin tener capacidad financiera ni técnica para hacerlo. Y no se están haciendo las inversiones necesarias.

Carrera, al igual que el resto de ponentes, apunta la importancia de la colaboración público-privada en la gestión de los sistemas de agua y saneamiento y que los mejores casos han funcionado con la coordinación del nivel nacional y el local.

Lucie Pia Pluschke

Water-Energy-Food Nexus Officer en la FAO

Según Lucie Pia, Para afrontar el cambio climático y gestionar bien el agua, no podemos separar las ciudades de las áreas rurales. Ya que se comparten los mismos recursos.

Lanza la pregunta: ¿Hay suficiente agua para alimentar al mundo? Para dar respuesta, expone como los cambios que se están produciendo en la agricultura, la tendencia a hacer un empleo más intensivo de los modelos de explotación de la tierra supone una presión para los ecosistemas, causando deforestación masiva, escasez de agua, agotamiento del suelo y altas emisiones de gases de efecto invernadero.

Con esto nos pone sobre la mesa, que las necesidades sobre el agua son cambiantes, conocer los recursos hídricos existentes, predecir el uso y las necesidades que se tendrán sobe el agua, es el primer paso para una asignación justa y sostenible (gobernanza) especialmente en tiempos de incertidumbre por el cambio climático, el crecimiento de la urbanización y la transformación rural.

El desafío de garantizar la seguridad hídrica a largo plazo

Paula Kehoe

Directora de Recursos Hídricos de la Comisión de Servicios Públicos de San Francisco (SFPUC)

 

Kehoe expone las estrategias de gestión del agua en San Francisco y las acciones llevadas a cabo para lograr un sistema hídrico más resiliente.

Para ponernos en contexto, habla de La Comisión de Servicios Públicos de San Francisco es una agencia pública, no es un regulador, que proporciona tres servicios públicos, agua, saneamiento y también energía.

Hace alabanzas al sistema hídrico de la ciudad, que, según ella, es una maravilla de la ingeniería, construido a principios del siglo XX, el agua recorre muchos kilómetros usando la gravedad, viaja por el sistema y produce energía hidroeléctrica. También hay numerosos pantanos en la zona que proveen de agua al sistema que ha resistido ya varios terremotos y que representa el tercer mayor sistema de aprovisionamiento de agua de California y es uno de los grandes proveedores de agua en EEUU.

Kehoe, nos cuenta que son muchos los desafío a los que se expone el sistema hídrico de San Francisco. Pero que, aunque aún quede mucho por hacer, gracias a la planificación y a las políticas que se están realizando y a años de trabajo, están preparado para el futuro.

Carlos Mario Gómez

Director del Departamento de Economía de la UAH

Comienza criticando que, en España, el gobierno del agua se escribe “de sequía en sequía”. Y que la sequía esconde un problema estructural a resolver y, además, de largo plazo como es la adaptación al cambio climático. Al ser un problema estructural, opina que es necesario realizar políticas públicas consistentes, lógicas, que resuelvan los problemas estructurales del sector del agua por la vía de la planificación a largo plazo.

Compara el modelo descentralizado de California, con el modelo centralizado de España. Y opina, que España, echará de menos el modelo descentralizado, ya que esto hace que los temas más importantes en la agenda hídrica, no se tratan en la agenda pública. Se le exige al gobierno, pero no se produce un debate y una acción colectiva.

Nos advierte que en España y a pesar de tener un sistema centralizado, tampoco se ha sabido financiar la seguridad hídrica. No siendo capaces de incorporar la seguridad al precio del agua. Pone como ejemplo la importante capacidad de desalación, pero que no se ha resuelto cómo ponerla en funcionamiento y financiarla. El agua desalada sería segura, pero es cara mientras que la superficial que es barata es insegura. Tampoco hay un sistema para remunerar a quienes aportan seguridad hídrica ni tampoco para penalizar a quienes la ponen en riesgo.

Ian Baker

Director Gerente de Water Policy International Ltd. Ex Director de Agua, Biodiversidad y Suelo de la Agenda de Medioambiente de Inglaterra y Gales

Por último, sobre este tema participa Ian Baker, que, con su larga experiencia en la gestión del agua en Inglaterra y Gales, nos trae la idea de que, para gestionar una sequía en una ciudad, hay que saber qué está ocurriendo localmente. La ciudad no puede verse como una burbuja aislada de su entorno.

Según Baker, para enfrentar una sequía, son importantes las decisiones que se hayan tomado años antes. Por tanto, previsión, planificación e inversión, serían las soluciones.

Aconseja el uso de Otras fuentes de agua, como agua desalada o incluso la reutilización de efluentes, que pueden ser seguras para el largo plazo y aunque suponen un mayor de consumo energético, la tendencia sería incrementar también la eficiencia en el uso de las energías alternativas. Además, propone mejorar la eficiencia en el uso del agua por la agricultura.

Concluye que, para una gestión del agua adecuada y una prevención de las sequías, cada uno tendrá que hacer su papel, los profesionales la planificación y los políticos la promoción de las condiciones para la inversión e incluso para la educación de los clientes que son los usuarios reales del agua.

Responsabilidad Social Corporativa: valor compartido y economía del bien común

Juan Costa

Responsable de la División Internacional sobre cambio climático de la Consultora EY y ex Ministro de Ciencia y Tecnología entre 2003 y 2004

Nos cuenta como desde EY, se está trabajando en nuevos reportes corporativos sobre las empresas, no solo de carácter económico-financiero, si no también social y medioambiental. Para que los inversores puedan tomar mejores decisiones y haya una confianza mayor del mercado hacia las empresas.

Enfocándose en el tema del agua, asegura que para que las empresas puedan contribuir a resolver los desafíos globales del agua, hace falta una mayor trasparencia. Se quiere conocer su capacidad financiera para mejorar la red, pero también cuánto invierte en soluciones tecnológicas en favor de los recursos y la reducción de fugas, cuáles son sus consumos, sus emisiones de CO2, los indicadores de satisfacción de los consumidores y clientes, en definitiva, otro tipo de información de índole social y medioambiental además de la financiera que venía siendo tradicional.

En este cambio de paradigma la sociedad civil está teniendo un papel fundamental, están pidiendo unas determinadas prácticas que el sector privado está interiorizando. Sin embargo, en el sector público no hay marcos de medición de las decisiones políticas por lo que también se hace necesario hoy que el sector incorpore estas otras variables que permiten medir el impacto de las iniciativas políticas y su rentabilidad real.

Jose Carlos Díez

Director del Foro de la Economía del Agua

En la misma línea que Juan Costa, Jose Carlos Díez nos recuerda, que la responsabilidad social corporativa (RSC) de las empresas es una condición necesaria del modelo de Naciones Unidas. Es un reto para las empresas sabiendo que las grandes empresas españolas, y también las del agua, está trabajando en este sentido mientras que la mayor parte del tejido empresarial español formado por empresas de menor tamaño no está en la misma situación.

Por ello hoy las empresas están poniendo en valor e incluso cuantificando sus acciones e iniciativas de sostenibilidad, lo que produce resultados inmediatos en la valoración de las compañías, de sus activos tangibles e intangibles, en el mercado.

Según Díez, en este sentido y en clave de economía del agua, el cambio climático, que en sí mismo es un problema, puede representar una gran oportunidad o apuesta en materia de política económica, industrial y tecnológica porque las empresas tienen el conocimiento, la tecnología y el know-how de gestión necesario para enfrentar el reto.

Y para finalizar lanza un mensaje a las administraciones públicas, de que también deben tener en cuenta estos factores de sostenibilidad en sus actividades y en el diseño de los concursos públicos y desde ahí incidir en que el democrático es el mejor sistema para lograr el bien común

Alfredo Arahuetes

Decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de ICADE y experto en economía mundial.

Alfredo Arahuetes, comienza hablando de la importancia de la evolución de las empresas españolas especializadas en inversiones y concursos internacionales de agua. Y resume cual ha sido el crecimiento y la modernización desde los años 90, hasta ahora. Pasando por los años de la crisis.

Tras esto critica a las administraciones públicas, de no haber aprovechado el conocimiento y haberlo aplicado internamente. Según Arahuetes “no se han hecho las cosas bien”.

Y para finalizar opina que las empresas deben incorporar a sus estándares de eficiencia empresarial elementos que tiene que ver con el compromiso con el progreso social y el bien común.

Conclusión

En este foro los ponentes subrayaron la necesidad de planificación de los recursos hídricos para el largo plazo, de compromiso político para acometer los desafíos del sector de cara los problemas globales con los que está estrechamente vinculado, regulación, diálogo y cooperación entre todos los actores vinculados al sector, públicos y privados, e incorporando a la sociedad civil que ha de conocer, dimensionar y enfrentar los verdaderos retos y desafíos que plantea global y localmente la incertidumbre derivada del cambio climático. Enlace directo al vídeo completo de la jornada